Canal RSS

Solo Para Viejos Chinamequences.

Publicado en

Chinameca de Antaño.
Surfeando como siempre, me encontre con un libro  llamado MEMORIAS Y REFLEXIONES de un senor con pseudónimo Hernan Calles , me lo encontre en formato blog que el hijo del senor en mencion lo transcribio. Realmente no es un libro , es un fragmento de lo que escribio Don [Pseudonimo] Hernan.

Simplemente lo que hice yo * fue darle un right click de “copy and paste”.
He titulado esta entrada “Solo Para Viejos Chinamequences” , lo de viejos es con mucho respeto ,le titule asi porque la informacion dada es bastante antigua. Supongo que un Chinamequence promedio no entendera o conocera mucho de lo que escribe el autor de las memorias en mencion el  Dr. Joaquín Hernández Callejas (*1915,+2000)
Aun asi , animamos a todos los Chinamequences a leer este articulo para conocer aun mas de la historia de Chinameca. Hay muchos datos de importancia que describe muy fielmente el autor ; ya fallecido por cierto.

* Jose Alva ,  es uno mas de los redactares de ChinamecaToday

—————————————————————-

Los Mejores Deportistas

Los mejores futbolístas:

Los tres Conejos: Luis, Moisés y Fidel; dribleadores por excelencia con buen juego…pero retenedores de la bola.

Toño, la Singa, excelente delantero, de rápido desplazamiento y shut efectivo.
Gilberto, Chascarrillo, el de la patada de hierro; buen delantero, alero derecho, que se colocaba a tiempo para recibir el pase y tirar al marco con velocidad y fuerza. Era el encargado del shut en los penalties.
Pepe, el defensa extraordinario al lado izquierdo o al lado derecho. Con desplazamiento rápido alejaba la bola de la zona de peligro.
Chele Moisa, center forward calmado y prudente que rápidamente se deshacía de la bola para pasarla al delantero que la esperaba y la pedía.
Cerón y Miquillo, Mauro y Chispita, delanteros de rápido y efectivo desplazamiento.

Las mejores baskebolístas que fueron seleccionadas para competir en Colombia, según mi memoria:
Chunga, Chavelona, Evita, Consuelo, Ana, Blanca, Lidia, Cristina, Nery.

Los Clubes Deportivos

Los conjuntos deportivos de Chinameca eran de fútbol y basketbol.

El primer club de fútbol que hubo en la ciudad fué el “Chinameca Sporting Club”, cuyo nombre fué sugerido por el poeta Serapio. A los futbolístas no se les reconocían gastos.

Aproximadamente por el año de 1931 fué nombrado como Director del Grupo Escolar “Alberto Sánchez” el profesor Don Luis, egresado de la Misión Alemana y luego becado en la Universidad Católica de Chile en donde se graduó como profesor de Estado.

Don Luis fué electo presidente del Chinameca Sporting Club; lo primero que hizo fué pagarles a los futbolístas por los partidos jugados, así como proporcionarles zapatos de fútbol y uniforme correspondiente. No salían de su sorpresa los futbolístas, pero los anteriores dirigentes sí se rebelaron contra Don Luis. Debido a la intransigencia Don Luis organizó el “Club América”.

Habían dos conjuntos de basketbol, uno masculino y otro femenino, que no tenían nombres especiales. Sus canchas de entrenamiento y exhibición estaban en el Grupo Escolar “Alberto Sánchez” que eran muy visitadas tanto en las horas de entrenamiento de las tardes, como cuando se efectuaba algún desafío con equios de otros lugares

El club de basketbol femenino asistió representando a El Salvador a los juegos de Centro América y el Caribe celebrados en Barranquilla, Colombia, en 1936. Este equipo obtuvo la medalla de plata.

Maguel Cantanalla

Recuerdo a Miguel Quintanilla, que atravesaba las sílabas de las palabras: decía por ejemplo, que su nombre era “Maguel Cantanalla” y que “Emeterio” se escribía con la letra “eme” como inicial, lo cual provocada entre la muchachada alborozados entretenimientos.

El Mercado

Definición de costumbre y tradición

Costumbre es el hacer cotidiano que se practica por imitación o porque se convierte en un hábito necesario. La costumbre no entra en los intereses fundamentales de la conciencia. La tradición por el contrario es una costumbre que se transmite de generación en generación, explicándose su práctica como necesaria a la conservación de la unidad de toda la colectividad como lazos indivisibles y permanentes de la conciencia. Las costubres son variables, las tradiciones son permanentes. Las costumbres se cambian con la moda; las tradiciones se fomentan con la enseñanza sistematizada.

Las costumbres en Chinameca

Las costumbres de la gente de Chinameca, desde 1920 hasta 1950, época en que Hernán Calles tuvo más o menos una relación directa y continua con sus paisanos, eran modestas y sencillas.

En los hogares se desayuna por lo regular a las siete de la mañana, se almuerza a las doce y se cena a las seis de la tarde. Efectuado el desayuno los niños se van a la escuela, los artesanos a sus talleres, los terratenientes a ver alguna de sus propiedades, los empleados públicos a sus oficinas y en cada una de las casas todo el mundo va a los quehaceres hogareños como barrer la casa, la sala, los dormitorios, el corredor, el patio, lavar los trastos y hacer los preparativos para el almuerzo.

En las casas entre las doce y una de la tarde se sirve el almuerzo: los niños han llegado de la escuela, los operarios y empleados han regresado de sus labores, todos los cuales tienen prisa, porque regresarán a los mismos lugares, pues para los empleados se cumplen a cabalidad las dos jornadas.

A las seis de la tarde se sirve la cena. Después de la comida los niños tienen permiso de unas dos horas a lo sumo para ir a jugar con sus vecinos no más allá de dos cuadras. Los mayorcitos de nueve años en adelante hasta los doce años pueden ir al parque hasta las nueve de la noche.

En el parque se reúnen los muchachos de los barrios de Dolores y de San Juan, algunos de Yusique y unos dos o tres de Agua Caliente o El Calvario.

Por las tardes, de cuatro a seis, los jóvenes, la muchachada tenía la costumbre de ir al campo de fútbol, al llamado Campo de Nueva España. En la cancha de fútbol, después de las pistas reglamentarias quedaba otro pedazo baldío en donde jugaban fútbol con pelotas de trapo, los adolecentes y los niños. Este era el campo más visitado; pero también los simpatizantes del Club Deportivo América iban al campo de Loma Alegre o Loma del Cocal.

El Mercado o La Plaza

En el mercado o plaza como dice la gente a la hora del almuerzo ya están comentando si les ha ido bien o no, es decir, si han vendido toda su mercadería o se han quedado con algún residuo.

Gente que nunca deja de vender son las que hacen tamales de elote o de maíz con pedacitos de carne de cerdo o de gallina, que les dicen “tamales de masa”; igual pasa con las vendedoras de “pupusas” y de pasteles de masa de maíz negrito. Y las pupusas de chicharrón y “totopostes” eran “una sola pasada”. Se destacaba Ticha como vendedora de pasteles y María como pupusera.

Recuerdo como “chicharroneras” a las señoras Eleuteria, Vicenta y Andrea.Entre las vendedoras y hacedoras de pan dulce recuerdo a la Señorita Amelia y las Hermanitas Fuentes.

Las vendedoras de queso, que eran varias, proponían dos clases de queso de un sabor delicioso que jamás he encontrado en ninguno de los quesos extranjeros. Uno de ellos era el que llamaban “frescal” o duro blandito, sin descremar y el otro, también sin descremar, que le llamaban “cáscara prieta” porque su corteza era negra o café, este queso era duro, seco y era el utilizado para hacer pupusas.

El mercado central tiene cinco entradas, llegándose al interior por gradas anchas con ladrillos de cemento de cuadritos. A un lado están todas las ventas de comida con los fuegos encendidos desde la mañana hasta el anochecer, a eso de las seis de la tarde, que es la hora en que cierran el mercado. En la parte central del mercado, en un amplio espacio encementado y defendido del sol y de la lluvia por un techo de láminas de buena altura, están las vendedoras de pan dulce, de queso, de comales, alforjas, matatas y otras mercancías. En uno de los costados del mercado hay un servicio de agua potable con dos chorros y dos cubetas para colocar los cántaros mientras se llenan. Al margen de la acera encementada con ladrillo a cuadros, están los puestos de las vendedoras de refrescos, helados y minutas. Enfrente se colocan puestos de vendedoras de refrescos.

Chinameca o Yusique

Hernán Calles nació en la ciudad oriental de Chinameca, en el Departamento de San Miguel. Esta ciudad de unos 15 mil habitantes, está enclavada en el principio de la falda norte del volcán Imbo o Limbo, llamado también Volcán de Chinameca, allí mismo y extendiéndose hacia el norte y hacia el oeste, comienza el valle que antes se denominaba Llano Grande y ahora se le llama Valle de la Esperanza, nombre que se le puso después del terremoto del 6 de mayo de 1951 que destruyó las poblaciones de Jucuapa, San Buenaventura, Nueva Guadalupe y Chinameca que quedan precisamente en las cuatro esquinas que forman el cuadrángulo del valle.

DESCRIPCIÓN DE LA CIUDAD

Según el investigador Jorge Lardé y Larín en su Toponimia General de El Salvador, la población de Yusique (Chinameca) fue ocupada por los Pipiles Nonualcos de Tecoluca, unos doscientos años antes de la llegada de los españoles. Los Pipiles entraron por dos rumbos al oeste del Río Lempa y llegaron hasta Yusique, cuyo nombre se cambió por el de Chinameca que quiere decir “ciudad de las chinamas” o “ciudad de los vientos”.

Chinameca es una antiquísima población de origen lenca. Primitivamente se llamaba Yusique y su casco original lo formaban lo que ahora son los barrios de Yusique en el extremo sureste y el barrio del Agua Caliente, ahora llamado Barrio El Calvario cuya línea divisoria con el resto de la ciudad es la quebrada de “Yusique” que corre hacia el norte con una desviación ligera hacia el oeste. Son los dos barrios que tienen una estructura irregular en sus calles (…) dos de ellas que si bien son prolongadas no son rectas sino curvas y las otras de una o dos cuadras tienen topes con casas, tapiales o montículos de piedras.

La mejor calle del Barrio Yusique es la que partiendo del puente del puente del mismo nombre, hacia el oeste, va cuesta arriba en una cuadra que al llegar a la parte alta se bifurca hacia el sur, en una cuadra para llegar a la carretera que va a la población de San Jorge, bordeando la falda oeste del Volcán Limbo; la calle ante dicha, prolongándose hacia el oeste va en partes empedrada y en partes sin empedrar, en curvas, hasta llegar a una gran pileta que antes servía de abrevadero a los comerciantes y agricultores que llegaban a la población; y ésa misma vía, yendo hacia el norte sólo tiene un trecho de dos cuadras cortas empedradas. Lo demás de Yusique es sumamente difícil de describir. La única calle mejor acondicionada del Barrio El Calvario, es la esquina de la casa de Doña Estebana de Guandique, va hacia el oeste en línea recta y plana hasta llegar al pié del promontorio en donde está construida la Iglesia El Calvario. En esta esquina se encuentra otra pileta grande. Esta calles toma tres direcciones: la primera que sigue hacia el oeste, va hacia el cementerio de la ciudad y hacia los ausoles de La Viejona, a dos kilómetros de la ciudad; la otra dirección va en línea oblicua que saliendo de la Iglesia El Calvario va hacia la pileta que indicamos cuando nos referimos a la terminal de la calle de Yusique; y la tercera dirección es la que va hacia el sur, saliendo de la pileta, teniendo sólo unas dos cuadras más o menos.

Agua caliente y tibia

Quiero hacer notar que el agua que sale de los grifos de la pileta de El Calvario es tibia o caliente y de donde le viene el antiguo nombre que se le daba a este Barrio. Hacia el norte la calle es cortada por una profunda barranca que recibe el nombree del Barranca Agua Caliente, la cual corre hacia el norte hasta perderse en los montículos del Cantón Zaragoza.

Planta eléctrica, barbería de “El Viudo” y la plazuela

En la terminal de la calle El Calvario que he descrito, esquina opuesta a la Iglesia El Calvario se encuentra el edificio de la planta eléctrica que provee de energía y luz a la ciudad, es de propiedad de los señores Meardi Hermanos, que tienen mucha influencia económica en las poblaciones de San Miguel, Chinameca, Jucuapa, Santiago de María y Berlín; al frente, al sur de este edificio, está la Barbería del Señor Jesús Chávez, a quien todo el mundo lo conoce con el sobrenombre de “El Viudo”, un señor satiricón, agudo crítico y famoso por sus ocurrencias, agudo crítico y satiricón y que hacía temblar a la gente por sus agudas burlas explanadas en una publicación anual que con motivo de las fiestas agostinas publicaba.

(En los alrededores de la Iglesia El Calvario hay una) plazuela (que) tenía sus mejores días durante la Semana Santa con la celebración de los Víacrucis y todas las demás procesiones de la tradicional celebración.

También esa parte del barrio El Calvario, el día primero de agosto, cuando de la esquina de la casa de la Barbería de “El Viudo” don Jesús Chávez sale la carroza de este barrio en los tradicionales festejos del Divino Salvador del Mundo, que duran 7 días desde el 31 de julio que sale el Correo General, patrocinado por la Alcaldía hasta el 6 de agosto que termina la feria.

Sin embargo esta calle es por lo general a diario transitada porque es el camino para llegar al cementerio general que queda a una cuadra de la pila del barrio.

Barrio San Juan, Barrio El Centro y los “Peroleros”

Es posible que el crecimiento de la ciudad haya comenzado (…) hacia el oriente del valle (de La Esperanza) cerca de las fuentes de agua conocidas como “El Choyo” al sur y la de “San Juan”, al suroeste de la población, a una distancia aproximada de un kilómetro. La primera de agua tibia y la segunda de agua helada.

El Barrio de San Juan se extiende en las cercanías de la quebrada “El Pencazo” hasta las riberas de la quebrada de Yusique. La quebrada “El Pencazo” es una profunda hondonada casi en línea recta con dos pequeñas planicies que permiten el paso a terrenos laderosos. Esta quebrada sirve de límite natural a la ciudad y termina justamente en otra profunda barranca que toma el nombre de Dolores. De esta esquina sale la carretera polvorienta que conducía antaño a la ciudad de San Miguel y a los cantones de Las Mesas, La Esperanza, Los Planes y Valle de la Cruz.

El Barrio San Juan tiene tres y dos avenidas y seis y cuatro calles en rumbos opuestos debido a la naturaleza irregular del terreno. La panadería, la herrería, la pila de San Juan, el puente de Yusique, la barranca de El Pencazo son los puntos de referencia para el trazo municipal y la orientación de los habitantes.

El Barrio del Centro siempre fué un problema para mí. Nunca supe a ciencia cierta cuál es su verdadera delimitación, porque las manzanas o bloques que limitan con el Parque Federal que es lo que se considera como el verdadero y natural centro de la ciudad, en su parte opuesta son del Barrio San Juan y del Barrio Dolores. En la manzana del costado sur del Parque está el Mercado Central; en una esquina está la oficina de la Administración Nacional de Telecomunicaciones, ANTEL. En otra esquina del Parque está la Farmacia Araniva.

En las inmediaciones de la esquina de la Farmacia Araniva está la Placita de Carretas, de casi una manzana de extensión, en donde se instalan circos, las carretas de los comerciantes que llevan sus mercaderías especialmente en las ferias de la ciudad y el comercio dominical de ganado. En los tiempos de mi infancia allí se instalaban los nómadas húngaros o gitanos, llamados por las gentes de aquel tiempo “peroleros” porque fabricaban y vendían peroles de bronce.

Al frente del Parque también están las oficinas de la Alcaldía y de los Juzgados de Paz y de Primera Instancia, la Comandancia Local, las cárceles públicas y en otra esquina, la Escuela de Niñas. En un costado del Parque está el Club de Leones y la Farmacia Rosales y en otro costado la Farmacia Funes.

El Parquecito Marroquín, una panadería, una mueblería que fabricaba sólo ataúdes, una hojalatería son otros puntos de referencia.

Detrás de Iglesia se hallan las oficinas del Convento y la residencia del sacerdote y la servidumbre de éste.

De las esquinas del Parque salen las calles Minerva y del Comercio. La Calle del Comercio termina en la Plazuela del Rastro, en la que hay una pileta grande y varios árboles de Amate, en donde sestean o pernoctan los comerciantes que traen sus mercaderías a la ciudad.

Otros lugares y recuerdos importantes son: el Grupo Escolar “Alberto Sánchez” y la carretera que conduce a Jucuapa, a cuatro kilómetros de distancia; la carretera a Nueva Guadalupe y a la Carretera Panamericana, que a su vez, conduce hacia San Salvador por un lado y hacia San Miguel por otro.

El terreno baldío que por mucho tiempo sirvió de campo de entrenamiento para el Club América y la Loma del Cocal para paseos vespertinos de algunas parejas de jóvenes.

Campeón nacional, hospital sin servicio médico y sacristán perpetuo sin jubilación

El campo de fútbol del Chinameca Sporting Club, que en 1927 fué campeón nacional.

El “chorro público” o servicio de agua potable, la imprenta de Don Angel, la calle real a San Miguel, la Cuesta de La Vuelta, la Escuela Ingeniero Julián Aparicio, La Lomita, la Quebrada de La Ronda, el Parquecito Minerva.

El Hospital de Chinameca que nunca tuvo servicio médico.

Un pasaje sin salida lleva a las edificaciones de la Escuela Normal de Chinameca y a la casa del Sacristán Perpetuo de la Parroquia de Chinameca y que a pesar de haber servido unos setenta años, más o menos, a la iglesia, nunca tuvo jubilación y murió viviendo de la caridad pública.

Prólogo

A MANERA DE PRÓLOGO

Este libro ha sido preparado a la luz de la experiencia que he vivido a largo de mi procelosa existencia. Los datos que doy acerca de mi vida personal, son accidentales y sirven únicamente para fijar las fechas o las épocas en que fueron asimiladas o vividas. Nunca he tenido la pretensión de que en mi modesta vida, haya realizado servicios provechosos para la sociedad salvadoreña, aunque mi corazón siempre ha estado inflamado con ése anhelo. Por estas razones es que repito, que mi propósito consiste sólo en explicar o referir las experiencias vividas.

EL NOMBRE DEL LIBRO

El nombre del libro en su totalidad es MEMORIAS Y REFLEXIONES DE HERNÁN CALLES. Este nombre abarca tres contenidos:

1) Las memorias se refieren al recuerdo de los sucesos, a las circunstancias materiales de los hechos y de las personas que los protagonizaron.

2) Las reflexiones se refieren a la interpretación de ésas realidades, sin interpolaciones de ningún género; y

3) El personaje de Hernán Calles.

Hernán Calles es un pseudónimo formado por las dos primera sílabas del apellido de mi padre y del apócope del apellido de mi madre. En consecuencia Hernán Calles soy yo. Este nombre asume tres funciones: a) representarme b) hablar de mí mismo en tercera persona y c) evitar la idea de que se trate de una minibriografía.


Presentación

*
He trasladado en forma de blog esta obra de mi padre con la finalidad de dar a conocer sus memorias y reflexiones sobre su ciudad natal, Chinameca, a la que tanto quiso. Su muerte, en el año 2000, a la edad de 85 años, como él mismo lo refiere, le impidió escribir una obra en que proyectaba una descripción con más detalle sobre la vida rural, la Escuela Normal de Maestros y el Sistema Escolar de El Salvador, examinar críticamente el pensamiento filosófico del Materialismo Histórico, exponer los resultados de sus estudios de jurisprudencia y su relación con el sistema político y anotar sus reflexiones sobre el periodismo y el proceso de revolución ideológica.

-Carlos Hernandez.

Acerca de chinameca

Noticias,fotos,chismes,y mas desde Chinameca en El Salvador.

»

  1. necesito ver fotografias de las fiestas patronales,decorridas de caballos, casdidatas areinas de las fiestas patronales del anio 2008 y otors eventos importantes de la ciudad

  2. Muchas gracias por recordarnos de nuestra bella y añorada ciudad de Chinameca.
    Continuen asi.

  3. solo para que alguien sepa mejor de tos totopostes y toda la comida de chinameca hay un libro escrito por el Dr Manuel Atilio Guandique muy bueno “Tiempos Idos” muy bueno muchas anecdotas de chinameca….
    muy bueno se los recomiendo………………….

  4. hola yo vivi en chinameca en el 89 tenia entonces 8 años y esa es una de las ciuades dificiles de olvidar conosco las choapas ver y coatza, mina y para mi esla unica q tiene magia actualmente vivo enmerida yuc+++saludos

  5. hola, estoy muy emosionada de haver encontrado esta pagina y me gustaria saber si alguien me pudiera ayudar a buscar un poema que se llama A Chinameca en su Dia.Y comiensa asi.Chinameca es un rosal del jardin de el Salvador ,es una joya presiada por aromas perfumada de los cafetos en flor por cerros esta acunada y parese un madrigal por el sur se acerca al cielo del limbo enpendiente suelo subiendo va por yusique las mesas al oriente y el boqueron al poniente……y de ahi ya no recuerdo si alguien lo sabe me gustaria que me lo mandaran. thankyou y me gusto mucho la pagina

  6. patricia robles

    soy 100 por ciento de chinaqmeca vivi en n y lo felisito por lo gue comenta de nuestra ciudad como es chinameca grasias

  7. Por favor pueden pones las fotos del equipo de futbol el Resto desde que comenzaron, les escribo desde Canada y saben que me ha gustado todo lo que escriben de mi querida ciudad

  8. Mi Mama nacio en Chinameca, era miembro del sporting club, su abuelo era de apellido Araniva, quien fue alcalde municipal si hubiese alquien de la familia de el me gustaria contactarle.

    saludos
    Chinamequita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: